sábado, 29 de agosto de 2009

Alma Sin Voz...


Mi alma grito tu nombre a los cuatro vienos, a los miles de mares. A todo lo que pudiese hacer que la escucharas...
Pero.. ya no tiene voz. Quedo afonica de tanto gritar. Por querer tanto algo que no estaba a su alacance... Su catigo fue qedarce si voz. Por mucho, mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario